martes, 23 de febrero de 2016

Después de compartirle en el hospital a una amiga mientras me dirigía al coche: "Anúnciales lo que viene, y lo que está por venir. No temáis, ni os amedrentéis" - Isaías 44. Dios, gracias por honrarme al dejarme ser tu instrumento.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario