martes, 23 de febrero de 2016

El ingrediente más importante de una familia próspera no es lo que se introduce en ella, si no a quién se introduce en ella.
Sólo cuando Jesús es Señor de la vida de la familia, ésta puede tener éxito.
Mateo12:25 "Sabiendo Jesús los pensamientos de ellos, les dijo; Todo reino dividido contra sí mismo, es asolado, y toda casa dividida contra sí misma, no permanecerá."

No hay comentarios.:

Publicar un comentario