jueves, 25 de febrero de 2016

Sobre la humildad en los mensajeros del Señor


«Cuando Pedro estuvo frente a la casa, Cornelio salió a recibirlo, y con mucho respeto se arrodilló ante él. Pedro le dijo: "Levántate Cornelio, pues, como tú, no soy más que un hombre común y corriente."»


- Hechos 10:25-26 


Pedro nunca hubiera permitido que le adorarán así. Pues si Jesucristo, el Hijo de Dios, no lo permitió, ¿cómo lo iba a permitir Pedro? Todo lo referente a Dios está en la Biblia, ¡solo atrévete a leerla!


No hay comentarios.:

Publicar un comentario